lunes, 19 de marzo de 2012

Episidio XX: Bali - Indonesia


LA OFRENDA DEL PLANETA
Wali, el eje de la Gratitud del Mundo

Hace meses cuando nos sentamos a debatir sobre los lugares que debíamos visitar del mundo, al llegar al chakra Sacro, creíamos que el lugar donde haríamos el paso hacia el Plexo era la isla de Célebes.

Teníamos en claro que la energía de paso de un chakra a otro recorría lo que llamaba en mis libros: el Paso de Nimo. Éste era un estrecho que hace 26 mil años funcionaba como único pase marítimo desde el Pacífico Norte y el océano Índico para las gentes de Mu y Lemuria. Este canal iba desde el norte de la isla actual de Célebes-Sulawesi hasta el suroeste de Bali. Estaba claro que Indonesia era el país indicado donde hacer el paso de esta energía.

Recuerdo que había dos formas en que cuando era pequeño dibujaba las islas de Indonesia: un largo espiral que comenzaba al norte de Sumatra, en Banda Aceh, y terminaba en una espiral cerrada al este de Célebes, lo cual incluso puede verse en su geografía; y la otra, una escalera que nacía desde Australia y subía hasta el Tibet.
Ambas se combinaron cuando Gaby nos mostró en el libro de Coon una información muy llamativa: la pequeña isla de Bali, era el centro de rotación y regeneración de la energía de la Tierra, todo el karma allí era procesado para su liberación.
No dudamos entonces en que era necesario, una vez pasados por las aguas del Sacro, terminar la purga general del mundo donde radica tal motor.


Conociendo Bali

La pequeña isla no mide más que unos 100 km aproximados de largo y unos 60 de ancho, no obstante las carreteras son tan complicadas que las distancias son larguísimas.

Suarsidi, nuestro guía acompañante en los 4 días, durante las horas que nos tomaban hacer 40 km, nos contaba historias y verdades de la isla, todas las cuales nos ayudaron a comprender el propósito de la misma.
Empezó por decir que Bali, en realidad se decía Wali, y que su significado es Ofrenda. Y lo notamos. Los balineses hacen ofrendas a las divinidades al menos tres veces al día, en todas partes. Un dato fundamental que nos llamó la atención, es que en Bali, hay más templos que casas, pues cada casa posee un templo… y realmente un templo. A veces, los templos son más grandes que las casas, y todos poseen uno, normalmente, apuntando todos hacia el monte Agung, el volcán más activo de la isla, que representa el elemento aire.

Todo el tiempo, a todas horas, se ven personas, mujeres sobre todo, ofreciendo con una hermosa delicadeza, flores, frutas, todo en una pequeña canasta hecha de hoja de palmera, con incienso, que son puestos en altares con forma de tronos pequeños, donde el “dios” se sienta a disfrutar la ofrenda.

Suar nos contó que esto se debe a que más del 90 porciento de la población en la isla, es de religión Hinduista, pero que su cultura ya de por sí era así. Dijo que era la única es la de las 17 mil que forman Indonesia, que es en su totalidad hinduista, lo cual la hace especial. Pensamos en lo fascinante de esta “co-incidencia”. Hace muchos siglos, los hindúes trajeron a las islas la religión, y los reyes de Java, la isla principal, eran hindúes. Pero tiempo después, los musulmanes tomaron las islas, instaurando su religión sobre Java, creando una guerra que exilió a los reyes. Éstos, fueron a Bali, lugar que no era de interés para el islam. Fue así que en 2000 km a la redonda, Bali permaneció con la tradición proveniente de la isla, pero con una cultura muy diferente a aquella.




La cultura de Bali

Nos llamó mucho la atención que por más que sigan las bases del hinduismo, respetan mucho otras de sus tradiciones ancestrales. En la isla no existen castas, ni pobres, ni ricos, sólo existen linajes de honor.

Tienen al menos tres niveles sociales, para los cuales no existe una división por economía ni poder, sino por honor histórico. Para cada nivel, hay un dialecto como dirigirse. Suar nos explicó que alguien del nivel superior, puede también ser un simple obrero, porque en la isla, el nivel de lo que nosotros llamaríamos apellido (el cual no existe en Bali) es puesto en función de los actos de sus antecesores. Si sus tatarabuelos, o más aún, el linaje de su familia, eran sabios, o fueron buenos con la comunidad en sus actos, su interior es más elevado, por lo tanto, a ese linaje, se le debe hablar con respeto. Nos dijo que su jefe, por ejemplo, tiene muchísimo dinero, pero es de clase media balinesa, y hay uno de sus empleados, que es de clase alta balinesa, por eso cuando el jefe habla con él, le habla como si fuese un mayor, con el dialecto que corresponde.
Esto nos mostró que la isla, mantiene una sociedad que es organizada en función de la integridad y pureza o sabiduría del ser, y no en cuantos bienes posea.

Ellos reciben a todo el mundo con una sonrisa, y siempre toman las cosas de una manera gratificante. Todos colaboran con todos, se ayudan en la casa, el templo, el campo… viven una apacible vida a pesar de no ser el primer mundo, como uno esperaría.

Rezan y dan flores y alimentos incluso a los demonios, con una sonrisa, dan obsequios a la oscuridad poniéndoles ofrendas en las puertas de las casas para que no molesten, siempre con una suave sonrisa.
Ellos dicen que el bien y el mal son la misma cosa, y que existen para ayudarse a construir el universo mediante la Creación y Destrucción, lo que muestra la imagen del dios Shiva.

Otra de las cosas curiosidades es que, a diferencia de la mayoría de las religiones en el mundo, los miles de balineses nunca rezan a los dioses para tener cosas o pedir cosas, siempre rezan para agradecer, honrar, por la mera sensación de felicidad que provoca la gratitud.




El reconocimiento

La cultura y tradición de la isla, nos mostró una realidad inminente: sin Bali y su gente, el mundo sería un basurero energético.

Nos dimos cuenta de que Bali, claramente funciona como el Eje de la Energía del mundo. No creo que haya otro lugar en el planeta en que sus miles de habitantes recen a diario para agradecer, sólo y completamente agradecer. Agradecer a la oscuridad, honrar la muerte como una fiesta, mostrar plena gratitud y ofrenda al Dios Trino en cada momento del día. Una isla literalmente pasada por agua, por las lluvias y cultivos de arroz, siendo el motor del agradecimiento del mundo. Era entendible a simple vista que no podía ser otro más que Ofrenda el nombre que esta isla merecía.

Bali es la ofrenda del planeta para permitirse sanar a sí mismo. El mundo entero debería agradecer a esta isla el que todos sigamos aquí.
Este pueblo hace desde antes de Cristo que honra, ofrenda y agradece día a día a la Totalidad, a la tierra, a los elementos, a los animales, y todas las formas y esencias del universo, hace miles de años que la isla cumple el rol de Gratitud plena del mundo, sin ellos, posiblemente otra hubiese sido la historia.



El paso por Bali

En el libro de Coon, Gaby nos comentó que marcaban 4 puntos fundamentales de trasmutación energética, los cuales representaban las cuatro fuerzas de la naturaleza: tierra, aire, agua y fuego. Estos sitios eran el monte Agung, el lago y volcán Batur, la montaña de Batukau y las cornisas de Uluwatu. Sin dudarlo, allí nos dirigimos.

Agung:
Representando el elemento aire, es el volcán más activo de la isla, volcán venerado por sus habitantes. A sus pies, se construyó el templo más antiguo de Bali, conocido por los extranjeros como el Templo Madre, cuyo verdadero nombre es Besakih, en el siglo VIII d.C.



Allí escuchamos en el viento un canto que nos limpió por dentro liberando antiguas sensaciones y cuestiones atragantadas en nuestra memoria. Se sintió una leve liberación en la garganta, impulsado por un suave canto, sentados frente a los templos. Allí presenciamos uno de los únicos templos que posee 11 niveles escalonados en su techo de paja. Suar nos dijo que son tres para la trinidad divina, y 9, contando la parte de abajo, que representan las divinidades que rigen el mundo. Recordé que de chico supe sobre los 9 seres que controlan la realidad del mundo. Ahora sabía que otra cultura los tenía en cuenta. Mientras reconocíamos esta información, las nubes formaron tres niveles como los techos de los templos, pero hacia la tierra junto al volcán, lo que me hizo entender que la divinidad estaba en ese momento acompañándonos en la tierra…
El viento dijo que debíamos llevar el canto de su viento al Agua para que ella se encargue de esparcirlo, y así fue.

Batukau
A penas llegamos al templo que yace en la ladera de la montaña, un volcán inactivo, nos separamos Diego y yo para relajarnos del bullicio de la gente que llegaba para hacer sus ofrendas, y para conectarnos con el lugar. Sin saberlo ni decírnoslo, ambos buscamos un sitio con agua, y los encontramos por casualidad. Al rencontrarnos, nos comentamos lo vivido, y los dos habíamos hecho exactamente lo mismo.
Él había encontrado un río entre la selva, y allí puso su pies en el agua para limpiarlos. Una mariposa se posó sobre su hombro, y pudo cantarle al agua para conectarla con la vibración que estábamos despertando.
Por mi lado, encontré un lago cuadrado, con un altar en el centro, al que solo se podía llegar por un extraño camino sumergido el cual se podía transitar en los momentos en que el agua esté baja. Me senté en los escalones, y al meditar, un grupo de peces pequeños se acercaron a limpiarme los pies que había puesto en el agua. Una mariposa me rodeó, y canté al agua para activarla y conectarla con nuestro camino. Ese mismo día, llevamos la energía que despertamos hacia el elemento fuego.


VIDEO DE CEREMONIA DE AGRADECIMIENTO



Batur
El fuego, era el segundo volcán activo de Bali. Un gigantesco cráter que en su interior poseía la boca del volcán y un lago en forma de medialuna. La energía masculina y femenina se reunían en ese gran cráter, y desde antes de llegar, sabíamos que allí debía ser depositada la quinta llave. Al atardecer, pudimos conseguir una balsa que nos lleve hasta el centro del lago. Batur en balinés significa piedra, pero en sayónico, su significado es Flor de Luz. Esto me dejó un significado con claridad de que allí era el lugar adecuado.
Con Diego supimos que allí era donde iniciaría el proceso de purga de la energía ancestral de Kata Tjuta y Uluru, por esto mismo llevamos con nosotros las piedras del Outback australiano. Concentramos la energía que traíamos de esa tierra con nosotros en las piedras, dando la intención de que comience la purga de los registros que detienen la activación del ombligo. Y así lanzamos las piedras, desde donde surgió una rápida energía que se unió con Australia. Y la Quita llave fue lanzada a las aguas. El cielo de anochecer se despejó tras recibir la llave, y un mágico ambiente se creó a nuestro alrededor.


VIDEOS DE LA ENTREGA DE LA LLAVE



Volviendo al hotel, observamos que los 5 sitios mencionados en el libro de los Chakras de la Tierra, formaban sobre Bali la Cruz del Sur. Algo tenía que dejarnos esta imagen. Supimos así que el punto más importante era desde donde se unía toda la energía, lugar donde se emanaban las aguas de sanación: Tirtha Empul, el Manantial de Agua Sagrada.

Tirtha Empul
Este sitio, ocupa el lugar de la estrella central de la constelación. Allí sería el punto donde Coon dice que se cruzan y regeneran las 4 fuerzas en el paso magnético del planeta. El símbolo de esta fuerza de rotación es la Esvástica. La cruz esvástica es un símbolo que nace junto a la humanidad hace milenios. Todas las culturas poseen una similar, y grafica las fuerzas de la naturaleza rotando con la Tierra en una regeneración constante. No es casualidad que Bali, el centro de la regeneración, sea el único punto de Indonesia donde aun se venera la esvástica hindú, y que justamente sea en el templo a las aguas de Tirtha Empul donde en cada altar donde fluyen las aguas, está grabado en la piedra dicho símbolo. Muchos extranjeros no comprenden por qué la esvástica está en estos templos, pues desconocen la verdadera historia de la misma.



Nosotros estábamos ahora en el lugar indicado. Cientos de personas estaban allí metidos en las aguas de un manantial que fluye extraordinariamente de la tierra. Toda esa gran gratitud, alegría, devoción y voluntad de consagrar el cuerpo en las aguas, nos ayudaron a impulsar la energía de regeneración con una esvástica que emergida por nuestros movimientos en el agua y nuestros cantos, unió las montañas y volcanes en un infinito sutil que puso la semilla de regeneración planetaria.
Bali era una gran esvástica de luz de trasmutación, uniendo la destrucción y creación como un mismo ser, guiados por la cruz del sur en su geografía, impulsa al planeta esa consagración de sus tierras y gentes. Es necesario reconocerla para que se active en nuestro ser y red.


VIDEO DE PURIFICACIÓN EN EL MANANTIAL SAGRADO


Uluwatu
El último día visitamos el Templo con nombre de Piedra Alta: Ulu-Watu. Este templo está en el sur de Bali, y es guiado por el dios Rudra, quien representa en Bali al amor, entre otras cosas. El sitio es sostenido por el elemento tierra, y se haya en altos ricos sobre el mar de la india, mirando al oeste. Allí terminaba antiguamente el Paso de Nimo. Hoy es un punto poblado por monos ladrones de codas brillantes, sobre todo lentes, gafas… pero su energía es la de anclaje y apertura de la energía de ingreso y salida (justamente en ese radio de territorio está el único aeropuerto de Bali junto a los puertos)
Nos pusimos a meditar allí, y una vibración dijo: “aquí es donde se unen los elementos”. Presenciábamos una puesta del sol única, frente a las olas del mar embravecido, con un viento potente, rodeados de monos macacos, en altas tierras sobresalidas del mar. Sentí que debía arrojar tierra al mar, pero los vientos hacían que las piedras volasen como si estuviesen levitando de manera mágica. Allí los elementos estaban unidos. De esta forma pude ver balsas blancas de los Mu transitando el paso hacia la Lemuria por Nimo, sentía que pasaban con fluidez y gratitud. Al comentar esto a Diego, él dijo que había sentido que una nueva energía y otra vieja pudieron comenzar a circular nuevamente allí, y eso es lo que se nos estaba mostrando.
No habrá mejor forma de despedirnos y unirnos con Bali, más que comenzar a agradecer cada día que caminamos, en lugar de rezar por los días que vendrán…
Esa es la mayor enseñanza que nos ofrece la isla de la regeneración.

Gracias, Gracias, Gracias…
Makasih, Makasih, Makasih…
Thanks, Thanks, Thanks…
Danke, Danke, Danke…
Merci, Merci, Merci…
Spasiva, Spasiva, Spasiva…
Grazie, Grazie, Grazie…
Henshu, Henshu, Henshu…
…, …, …
…, …



___________________
Sigue leyendo mas sobre nuestro paso por Bali, links aqui abajo:

Bali Indonesia 1º parte  El centro de Purificación Planetario

Bali Indonesia 2º parte  Más sobre Bali

7 comentarios:

  1. Fantástico relato!! Muchas gracias por compartir con tanto detalle y calidez vuestra experiencia.
    Sois una gran esperanza.
    Besos desde Galicia

    ResponderEliminar
  2. GRACIAS GRACIAS GRACIAS :)
    ME quiero ir a vivir alli a Wali eso si que es VIVIR ¡!
    Mi gratitud a vuestras vidas hermanos del alma los amo,
    GRACIAS GRACIAS GRACIAS.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por caminar hoy, gracias por caminar juntos, gracias por tantos seres caminando en tantos puntos del planeta, gracias a los elementos, gracias a los reinos mineral, vegetal y animal, gracias por todo lo que es y por todo lo que todavia no percibo, gracias a las facilidades y también gracias a los obstàculos, gracias al movimiento y también a la quietud, gracias a lo sagrado y también a lo profano, gracias por la unidad que se manifiesta a través de la dualidad, gracias por el puntito de una i en el centro de una o. Gracias a todos los que sé y los que no sé por SER. Gracias!

    ResponderEliminar
  4. GRACIAS, MIL GRACIAS E INFINITAS GRACIAS.
    Gracias por compartir vuestra experiencia, y sentir y entender mejor la historia que estais relatando. Y también gracias a vuestros guias.

    ResponderEliminar
  5. Quiero compartir algo que ustedes no han mencionado y me parece importante decir..En Bali la clave de la armonia es el equilibrio entre las fuerzas de la luz y de la oscuridad, pues ellos tienen templos para honrar la luz y templos para honrar la oscuridad. Equilibran estas fuerzas por el planeta entero por medio de la gratitud, las ofrendas y los rituales. A las fuerzas de la oscuridad les ofrecen carne de animal muerto y a las de la luz flores y frutas.
    ellos usan mucho una tela que se parece a un tablero de ajedrez que es de cuadrados blancos y negros para poner con sus ofrendas por que es un simbolo de el perfecto equilibrio entre las fuerzas de luz y oscuridad.

    Ellos le dan ofrendas a los demonios para que los dejen vivir tranquilos y en paz. y a ambas fuerzas les dan igual importancia, eso es lo mas lindo... Gracias

    ResponderEliminar
  6. yo estuve ahí y todo lo que dicen es cierto, Bali es un lugar de paz y amor verdaderos, donde la sonrisa es el primer y último gesto que uno recibe de los balineses, es un lugar para ir y volver y quedarse, gracias
    alicia, de ushuaia, tierra del fuego, argentina

    ResponderEliminar